domingo, 22 de julio de 2012

NO SE GANA CON EL APELLIDO


De nueva cuenta Omar Chávez fue derrotado por Jorge “maromerito” Páez esta vez en la ciudad de Tijuana, como hace siete meses Páez volvió a derrotar por la vía de los puntos a Chávez en lo que fue el segundo  descalabro que le propina al  hijo de la leyenda.



Omar Chávez llego a esta pelea con la misión de no caer en los mismos errores que le propinaron su primer descalabro mas no fue así, la pelea fue  una réplica de la primera pero con una actuación aun mas solida por parte de  Páez que hizo lo que quiso con Chávez e incluso lo hizo ver torpe a lo largo de los 10 rounds.












Lo que duele en los Chávez no es tanto la segunda derrota, si no la forma como se ha desempeñado Omar arriba del cuadrilátero, un joven sin estrategia boxística (inteligencia), sin defensa, que no es capaz de imponer su mayor alcance sobre su adversario, que ni si quiera sabe moverse a lo largo del ring, sin preparación y sobre todo un peleador miedoso que no cree en lo poco que tiene, necesita prepararse mucho si quiere seguir boxeando con lo demostrado hasta ayer el menor de los Chávez se convierte en una tremenda decepción que la verdad no se que hace arriba del ring con tantas fallas y con tan pocos argumentos para ganar una pelea, así no puede ganar peleas con el solo apellido ¡jamás ganara!





















Publicada por: Roberto Osuna




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada